LA HISTORIA DE LOS HERMANOS

QUE NO SABÍAN QUIÉN HABÍA CONTAGIADO A QUIÉN

A Alberto, le ha tocado cerrar la peluquería y a Berni, aparcar la furgoneta. Una ruina. Cada uno de ellos piensa que ha sido él quien ha contagiado a su hermano. Le podría haber ocurrido a cualquiera. Tal vez sea por ello que, desde que lo saben, han redoblado - si cabe - su atención por el otro.

Volver